Historia de la Orden del InterSer

Interbeing
 

La Orden del Interser (Tiep Hien) fue creada por Thich Nhat Hanh en la década de 1960, en momentos en que la guerra de Vietnam iba en aumento y las enseñanzas del Buda se necesitaban desesperadamente para combatir el odio, la violencia y la división que envolvía a su país. En el día de luna llena de febrero de 1966, el Maestro Zen Nhat Hanh ordenó a seis miembros en la Orden, tres hombres y tres mujeres de edades comprendidas entre los veintidós y los treinta y dos años. Todos ellos eran miembros del Consejo de la Escuela de Servicio Social de la Juventud, misma que había ayudado a fundar el año anterior.

Desde sus inicios, la Orden del Interser estuvo compuesta por las cuatro categorías de miembros de la comunidad budista original (Sangha) - monjes, monjas, laicos y laicas. De los primeros seis ordenados, las tres mujeres decidieron vivir una vida célibe como monjas, aunque no se afeitaron la cabeza ni tomaron todos los votos formales de las monjas budistas, y los tres hombres decidieron casarse y practicar como budistas laicos.

La ordenación fue una maravillosa celebración. Cada ordenado se presentó con una lámpara con una pantalla hecha a mano en la que Thich Nhat Hanh había escrito en caligrafía caracteres chinos como "La lámpara de la sabiduría", "La lámpara de la luna llena" y "La lámpara del mundo." Durante la ceremonia, los seis ordenados se comprometieron a estudiar, practicar y observar los Catorce Entrenamientos de Plena Conciencia de la Orden del Interser, una maravillosa combinación de la moral tradicional budista y los problemas sociales contemporáneos.

Forjadas en el crisol de la guerra y la devastación, estas directrices ayudaron a los primeros seis hermanos y hermanas a desarrollar la serenidad y a aprender a mirar más profundamente en las cosas, incluso durante la tragedia de la guerra. A pesar de que permanecieron ocupados ayudando a las víctimas de la guerra, organizando manifestaciones, imprimiendo libros y folletos, llevando a cabo proyectos de servicio social, y organizando un movimiento clandestino de resistencia, continuaron renovándose con un Día de Plena Conciencia cada fin de semana. “Esperaba tanto esos días” recuerda la hermana Chȃn Khȏng. “Viví plena conciencia cada acto, comenzando mientras colocaba mi bolsa de dormir en mi habitación, hervía agua para preparar un baño, y luego me ponía la ropa de meditación. Primero hice meditación caminando sola por el bosque y recogía algunas flores silvestres y ramas de bambú para arreglos florales. Luego, después de unas horas de morar con plena conciencia en cada acto y liberando la mayor parte de mis preocupaciones, empecé a sentirme renovada.” Después de practicar la meditación sentados y caminando, los seis miembros se reunían para recitar las Catorce Entrenamientos de Plena Conciencia y cantar el Sutra del Corazón de Prajñaparamita.”
Durante diez años, no se permitió el ingreso de nuevos miembros a la comunidad central Orden. De hecho, este "período de experimentación", se extendió hasta 1981, cuando Ahn Nguyen Huong, un microbiólogo y maestro de meditación laico, se convirtió en el séptimo miembro de la Orden. Hoy en día, hay más de 400 miembros de la comunidad central y otros miles en todo el mundo quienes recitan los Catorce Entrenamientos de Plena Conciencia con regularidad. La revista de la Orden, “La Campana de Plena Conciencia”, enlista cientos de Sanghas en todo el mundo, grupos de personas en las comunidades locales que se reúnen para estudiar, practicar y dialogar sobre los Catorce Entrenamientos de Plena Conciencia.

Extracto de la Introducción del Editor escrita por Fred Eppsteiner (1997) en el libro: Interbeing: Fourteen Guidelines for Engaged Buddhism (Interser: catorce pautas para el budismo comprometido) por Thich Nhat Hanh.