Las cinco contemplaciones

(1 sonido de la campana , detenerla)

El Buda y nuestros ancestros ​​espirituales nos invitan a comer con plena conciencia, tanto de los alimentos, como de la comunidad de práctica que nos acompaña. No nos dejemos llevar por pensamientos sobre el futuro o el pasado mientras comemos, y hagámoslo de tal modo que la alegría, la paz, y la libertad sean posibles durante la comida.

Queridos amigos: después del sonido de la campana, practiquemos juntos las cinco contemplaciones.

(1 sonido de la campana, detenerla)

  1. Esta comida es un regalo de la tierra, del cielo, de de innumerables seres vivos y de mucho arduo trabajo y amor, es un regalo del universo entero.
  2. Que podamos comer con plena conciencia y gratitud, de manera que reconozcamos que somos dignos de recibirla.
  3. Que podamos reconocer y transformar nuestras formaciones mentales perjudiciales, en especial la gula y la avaricia, y aprendamos a comer con moderación.
  4. Que podamos mantener viva nuestra compasión, comiendo de un modo tal manera que reduzca el sufrimiento de los seres vivos, que mitigue el cambio climático, y que sane y preserve nuestro hermoso planeta.
  5. Aceptemos esta comida con el fin de cultivar nuestra hermandad, de fortalecer nuestra Sangha, y de nutrir nuestro ideal de servir a todos los seres.

(1 sonido de la campana)

Ċ
Rogelio Chân Lương Hải,
4 nov. 2014 13:38